Innovación en museos

Recientemente he tenido la oportunidad de pasear con mis hijos por diferentes propuestas museísticas de todo tipo, y tal vez es un buen momento para observar qué tipo de propuestas están haciendo los diferentes museos y cómo evoluciona el servicio museístico, desde las propuestas más conservadoras a las más innovadoras, desde el punto de vista del visitante familiar:
  • En un extremo del conservadurismo estaría el Museo del Prado: un circuito inexistente en una distribución de salas incomprensible, una lista de autores, no de obras, unas colas espectaculares, ... En mi opinión, es la propuesta menos evolucionada, me da la sensación de que la última innovación que introdujeron fue la audioguía realizada por expertos en arte, y de eso hace más de 25 años... 
  • En segundo lugar, una propuesta como los Museos Vaticanos, en Roma. Es un planteamiento de recorrido viendo muchas salas y muchas obras, pero para familias tienen una audioguía y un planteamiento de búsqueda de las obras más significativas explicadas en un formato familiar, para todos, basado en un lenguaje cercano, anecdótico, divertido.
  • El Caixaforum es el formato que en mi opinión más cumple con el papel de promover la cultura, la inspiración y la apertura de mente entre las personas. Los Caixaforums son espacios ubicados en ciudades como Madrid, Barcelona, Zaragoza, Girona y Palma (entre otras), edificios singulares con una sencilla exposición permanente de pocas obras que llegan al gran público, y una ruta de exposiciones temporales, actividades de todo tipo, propuestas científicas, obras culturales, música, etc. que se mueven entre los diferentes espacios Caixaforum y proporcionan la oferta cultural más completa de las ciudades en las que se ubican.
  • En el extremo mercantilista se ubicaría el Tour Bernabéu, un recorrido por la historia de un equipo de fútbol, el Real Madrid, en el que la tecnología y la hemeroteca juegan un papel muy significativo, pero en el que está la sensación de que todo el tiempo te piden que gastes más, y te obligan a pasar por una serie de pasos muy dirigidos, un poco de sensación ovejera.
La innovación museística o cómo transformar un museo en un atractivo turístico del destino no pasa sólo por la creación de diferentes productos museísticos para los diferentes públicos objetivo, que puede hacerse en un espacio donde hay obras inspiradoras para todos, sino también a través de la propuesta de actividades paralelas y con sentido en el mundo del arte, de la ciencia y de la tecnología. El papel social de los museos existe, y tiene que ver con ser fuente de inspiración, de emociones, de pensamiento en las personas.

Y sin duda, vale la pena mejorar el sistema de gestión de colas, en todos los espacios.

Comments

Popular posts from this blog

Analizar capacidad innovadora de la empresa

Claves del Liderazgo en Innovación

Desarrollo de nuevos productos turísticos